Programa: Hidroterapia

Fundamentación

Hace millones de años se ha utilizado el elemento agua, para curar diversas enfermedades físicas y también mentales…
Sostenemos, desde nuestra perspectiva, el concepto de bienestar subjetivo, “wellbeing”, entendido como un estado de bienestar físico y espiritual.

Trabajar con una persona en el agua, es un escenario terapéutico distinto, que ofrece numerosas posibilidades para habilitar los movimientos del OTRO.

El agua como herramienta terapéutica, permite acoger al individuo como en un seno materno, brindando tranquilidad personal y aumentando tiempos de reflexión personal. Se posibilita fluidez y libertad de acción, donde los pacientes evalúan sus condiciones biológicas, capacidades psicológicas y su relación con el medio.

El concepto general de salud abordado tiene una perspectiva integral, que hace referencia a la conciencia y propio proceso de deliberación, por lo que las personas están activamente envueltas en mejorar su global y completo bienestar.

La Hidroterapia es uno de los más antiguos métodos de tratamiento preventivo de enfermedades. El término Hidroterapia deriva de las palabras griegas hydor (agua) y therapeia (curación).

Es un método tradicional de tratamiento que viene siendo usado por diferentes culturas hace muchos años, principalmente por romanos, chinos, japoneses, griegos, egipcios y hebreos.

El elemento curativo no puede ser más sencillo: el agua, el elixir vital de la Naturaleza. Si bien resulta simple, no es por ello menos efectiva que cualquier otra de las innumerables terapias que han ido surgiendo y desarrollándose en el curso de la historia de la Medicina (Viñas, F., 1989).

Hipócrates, considerado el padre de la medicina, en su obra “Tratado de las aguas, de los aires y los lugares” dice: “… el médico debe estudiar el uso del agua a título de agente terapéutico y recomendarla en algunas enfermedades…”
La utilización de la Hidroterapia, propiamente dicha, solamente se difundió a partir del siglo XIX.

La Hidroterapia puede contribuir a la curación y rehabilitación de las enfermedades más diversas, prácticamente todas, a través de la presión ejercida sobre el cuerpo, de los baños simples o con la adición de determinados productos, del efecto de propulsión de arriba hacia abajo y de acciones localizadas. Y ello porque actúan sobre el metabolismo, el sistema nervioso y la circulación sanguínea (Ryrie, C., 1999).

La influencia de la hidroterapia en los sistemas estructurales y orgánicos del cuerpo humano produce equilibrio. El uso regular de esta terapia produce un bienestar notable, ya que desaparecen los dolores y molestias en general.

El agua limpia purifica la piel, mientras que su calor elimina la tensión nerviosa del cuerpo, restaura la sensación de paz y tranquilidad interior.

Los efectos del agua sobre nuestro organismo pueden ser de varios tipos:

  • Térmico: el agua es una buena conductora del calor.
  • Mecánico: aplicada en movimiento produce tensión o relajación muscular.
  • Químico: las sustancias medicinales del agua penetran en nuestro organismo a través de las terminaciones nerviosas de nuestra piel.

Expectativas:

  • Ofrecer un espacio de rehabilitación integral en patologías severas.
  • Estimular sensaciones y movimientos.
  • Brindar un clima de camaradería para fomentar vínculos en el agua.
  • Habilitar el cuerpo del paciente.
  • Disfrutar del bienestar físico

Beneficiarios:

Niños con patologías severas becados por la Fundación MR.

 

Hidroterapia
Hidro 1
Hidro 3
Hidroterapia
Hidro 1
Hidro 3
Hidroterapia
Hidro 1
Hidro 3

Comentarios